CONCURSO DE MICRORRELATOS


Con motivo de la celebración del Día del Libro, el 23 de abril, convocamos el primer concurso de microrrelatos del periódico Pasillos del IES San Benito.

Bases del concurso:
  1. Podrá participar todo el alumnado del IES San Benito, de La Laguna.
  2. Cada persona podrán presentar al concurso un único microrrelato.
  3. La extensión máxima será de 50 palabras.
  4. El tema es libre.
  5. Los participantes deben indicar su nombre, primer apellido y el grupo al que pertenecen a continuación del texto del relato.
  6. Los microrrelatos se enviarán como comentarios a esta página del periódico.
  7. El plazo de participación será del 21 de abril al 5 de mayo. Hasta el día 21 no se podrán dejar comentarios en esta página.
  8. Habrá dos premios: el premio del público, que votará en esta misma página web entre el 7 y el 21 de mayo; y el premio del Equipo de Redacción de Pasillos, que se reunirá el viernes 25 de mayo en el recreo. Debido a las salidas extraescolares y complementarias con la ESO y 1º de bachillerato programadas para el viernes 25 de mayo, la votación del premio del Equipo de redacción se aplaza al viernes 1 de junio en el recreo.
  9. Los premios serán un MP3 y un libro.
  10. Los premios se entregarán en el acto final de curso del IES San Benito, el viernes 15 de junio de 2012 durante la entrega de las orlitas de 4º ESO.

Si quieres saber más sobre los microrrelatos accede desde aquí a la información de wikipedia

19 comentarios:

  1. Marta Domínguez García 4ºB.
    Una chica perdida, que quería estar perdida; caminaba por el Valle perdido cuando se dió cuenta que había encontrado el camino.

    ResponderEliminar
  2. La perseguían. Cuando logró despertar se encontró nuevamente trepada a aquellos malditos tacones rojos saliendo, cual ladrón, del sueño de su última victima. Escondida tras una dulce sonrisa lo dejaba aparentemente ileso, sabiendo que del filo de su cuchillo prendía el último hilo de vida de aquel pobre incauto.
    Elisa Hernández 2ºBach

    ResponderEliminar
  3. Lloras, no puedes aguantar, pero lo asumes.
    Inspiras, expiras, piensas pero no puedes, y al final solo pasa que cae, cae la primera lágrima tras recordar lo que ya nadie recuerda.
    Siguen cayendo, una tras otra, ahora te duele pensar, pero sigues haciéndolo, hasta que finalmente te quedas dormido.
    Ateneri Yanes 4ºB

    ResponderEliminar
  4. Dejar paso, dejar entrar.
    Dejar que tu calor funda mi escudo; y así mostrarte mi desnudo moral, existencial.
    Una parte de mí solo creada para tan pocas personas.. que será tan pronto olvidada y al mismo tiempo tan buscada.. Como yo en sí.
    La contradicción.

    Sarah Martín García, 4ºB.

    ResponderEliminar
  5. Nació bellamente y durmiendo tranquilamente,murió plácidamente
    Santiago Oramas Rodríguez, 4ºB

    ResponderEliminar
  6. Por un instante lo ves. Y no se te ocurre hacer otra cosa que quedarte quieta, paralizada, y sientes como la sangre se te va de la cara y empiezas a palidecer. Ellas no son tontas y se dan cuenta de que otra vez, una parte de la barrera que has construido a su alrrededor, aislándolo para olvidarlo, se ha caído.
    Yasmina Segura Lugo 1ºBachC

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1/5/12 12:15

    La sensación de saber que todos los aplausos van dirigidos hacia ti tras acabar de hacer lo más que te apasiona en un escenario de un pequeño pueblo de una mañana de domingo del mes de Marzo
    -Inmejorable
    Cristian Batista 2º Bach.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1/5/12 20:44

    Ana llegó a casa frustrada y rabiosa.
    -¡Estoy harta de sentirme fuera de lugar! ¡De sentirme estúpida! Andy, ¿cómo es que tú tienes tantos amigos? ¿por qué no desentonas en ninguna parte? ¿cuál es la clave? ¡por favor!
    -No seas nadie.

    Paula Hernández 3ºESO

    ResponderEliminar
  9. Estaba aterrada, sumida en mi ser, sin salida alguna para escapar de esa horrible pesadilla que mataba cada segundo de mi vida. Atrapada en esa oscuridad infinita, rodeada de seres hostiles que cambiaban de formas a su parecer. Era espantoso. Pero ahora suspiro tranquila, aliviada, porque sé que he despertado.
    Ana Alejandra Hernández Hernández 3ºESO B

    ResponderEliminar
  10. Anónimo2/5/12 18:52

    "ADIÓS"
    -Y allí estábamos juntos. Ella lloraba, pero las lágrimas no se le notaban, bajo la lluvia. Se caló su gorro de lana. Cuando le dije que ya no vería a su padre, rompió a llorar. Le acaricié la cara y le enjugué las lágrimas. Entonces, la besé,después...nada.

    Lara Gimeno Rodríguez, 1º ESO B

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2/5/12 21:27

    Pandemia
    El día fatídico en que comenzó la pandemia, no podía imaginar lo trágico que llegaría a ser. Todo se desvaneció en el momento que escuche que era inmune, todo cuanto amaba me fue arrebatado, en ese instante un sentimiento de soledad me invadió y es ahí cuando comprendí lo que realmente importa.
    Sergio Rodríguez Goya 2ºBach A

    ResponderEliminar
  12. El día que te vi sabía que eras para mí.Salimos y fui feliz y desde que te perdí no dejo de pensar en ti.Te perdí por mi egoísmo lo sé y ahora mírame aquí escribiendo esto para ti.

    Bárbara Gracia Glez Glez 4ºB

    ResponderEliminar
  13. Ella sobrevolaba el cielo feliz, pero un cazador inexperto la hirió, consiguió planear agonizante unos segundos, pero finalmente cayó. La estupidez humana es tanta que puede acabar con su propia existencia.

    Elizabeth Rodríguez Febles 4ºB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El monstruo marino emergió de la profunda mar, una vez en la orilla se erguió sobre sus dos poderosas patas traseras y atravesando la concurrida playa llegó al chiringuito, donde el camarero, como todos los días, le tenía servido su batido de chocolate.
      Esta vez estaba seguro que lo conseguiría, sabía que era el día en el que lograría salir del anonimato, en el que por fin se convertiría en el centro de la conversación: se había acicalado como una meretriz; qué coño!.. como la más grande de las putas. En esa creencia andaba cuando como si de una arponazo se tratara su ánimo fue asaeteado al observar que los bañistas del chiringuito ni siquiera habían reparado en su presencia, muy al contrario, andaban absortos mirando como unas niñas ricas discutían sobre la conveniencia de mojar o no en agua de vichy el regaliz azul antes de ser degustado.

      Eliminar
  14. Anónimo3/5/12 9:12

    El sol te ilumina la cara, pese a ser solo un rayo, te sienta bien. Sabes el porque de que estás aquí, no has sido malo pero tu nacionalidad, hace que se aplican distintas leyes. No lo sabes dado que hablan diferente. Estás solo en el corredor
    Sergio AbreU Jiménez 4ºB

    ResponderEliminar
  15. Anónimo3/5/12 16:21

    Solo ella sabía cómo entrar en el mundo donde todo es posible, pero solo ella era la que no pudo encontrar el camino de regreso.

    Estela Gil Pérez 3º ESO B

    ResponderEliminar
  16. Se reconocía como un hombre solitario, cuya única amistad, entablada con su propia sombra, menguó sin previo aviso. Decidió volver, alejarse de la soledad. En su regreso, una multitud lloraba al doblar las campanas. Tarde descubrió que su cuerpo, era víctima de ese óbito, mientras que su alma permanecía.
    Isora Carlos Rodríguez 3ºESO B

    ResponderEliminar
  17. Anónimo4/5/12 14:48

    Creí que nadie nos separaria nunca, hasta que, cuando me quise dar cuenta, ya no estabas en mi vida.
    Ariadna Gil Pérez 1º ESO A

    ResponderEliminar
  18. Anónimo4/5/12 20:12

    "La princesa Margarita"

    Había una princesa que se llamaba Margarita vivía en un palacio todo estaba perfecto, pero de repente un dragón estaba destruyendo el pueblo y secuestró a la princesa hasta que un príncipe mató al dragón, salvó a la princesa y se casaron y comieron perdices.

    Susana Hernández 2º ESO C

    ResponderEliminar